Hoy he tenido la segunda tutoría del proyecto de posgrado. Esta segunda entrega me ha hecho pensar mucho sobre la importancia de la estructura web para el SEO. Cómo diseñemos la arquitectura web, eligiendo adecuadamente las categorías y urls, determinará el éxito SEO de un proyecto.

Esto es algo que estoy entendiendo en los últimos meses. No podemos centrarnos en las keywords de los contenidos, no es que no sean importantes, sino que no son la base. El posicionamiento de una web va mucho más allá de encontrar keywords (palabras clave) interesantes o de oportunidad. Ha de crearse una estrategia, en la que se han de planear los tiempos. No me refiero a poner fechas, sino a fijar lo que van a ser nuestros objetivos a corto, medio y largo plazo.

Para ello tenemos que pensar en la escalabilidad de la web.

 

1. Tener en cuenta la escalabilidad

Imagínate que empiezas un proyecto desde cero. Tienes un dominio nuevo, y por tanto, sin autoridad. La web es de una temática muy competida, y de la que es difícil acceder en las keywords principales del sector.  Una solución fácil a esto es trabajar para el posicionamiento de keywords de baja competividad, pero meteríamos mucho la pata si escogemos este tipo de keywords como las principales de la web (ya sea en la home o en las categorías).

escalabilidad web

¿Por qué sería un error? Al fin y al cabo, ¿no tendríamos que ser realistas y luchar por aquello en lo que tenemos posibilidades de ganar? Está claro que debemos hacerlo, y de allí la utilidad de trabajar longtail keywords (si no sabes lo que son, te recomiendo la explicación que da Rubén Alonso en su blog MiPosicionamientoWeb.es). Pero una cosa es trabajar este tipo de keywords que tienen una competencia más baja y en las que nos es más sencillo acceder, y otra muy diferente es que montemos la estructura de nuestra web centrándonos en ellas.

¿Qué es la escalabilidad?

La escalabilidad de una web es su crecimiento. Por eso, cuando en SEO se habla de escalabilidad, se suele decir en referencia a tener en cuenta el crecimiento que va a tener el proyecto (si es que tiene éxito, claro). Es por eso, por lo que es tan importante montar una estructura que tenga en cuenta la escalabilidad. En otras palabras, es bueno que trabajemos keywords de volúmenes de búsqueda altos y de alta competencia en la home y las categorías, y que éstas sean las principales de nuestro nicho. Porque si no lo hacemos así, cuando llegue el momento en el que el proyecto empieza a tener éxito, nos vamos a ver en un problema. No podremos seguir creciendo, porque habremos tocado techo.

Al mismo tiempo, también es importante tener una estructura que permita introducir nuevas categorías y landings, en las que podremos competir por nuevas keywords. Una buena estructura SEO de la web, queda abierta al futuro, dejando espacio para ampliar landings y nuevas categorías, en las que hoy ni siquiera tienes por qué pensar. 

 

2. Keywords para la estructura SEO de tu web

keywords para estructura web

Haces un buen keyword research, y te encuentras con muchas posibilidades. Dentro de las keywords que se consideran principales del sector que trabajas hay diferentes caminos a tomar. Algunos más ambiciosos (y difíciles) que otros. ¿Cómo elegir? ¿Hay alguna pauta a seguir?

Las preguntas difíciles suelen responderse con otras preguntas. No me pidas el por qué, no lo sé, pero suele pasar así. Y la pregunta que responde a esta es: ¿Cuál quieres que sea el techo de tu proyecto/negocio?

Esa es la pregunta que, en mi opinión, tienes que responderte antes de tomar decisiones para diseñar la estructura SEO de tu web. Hay muchos techos posibles, y muchas veces los más altos no tienen por qué ser los mejores. Los grados de dificultad, por lo general, llevan tiempo. Cuanto más ambicioso sea el plan, más tiempo te va a llevar tenerlo cumplido.

Cuando hablamos de SEO, el objetivo final, es liderar los rankings de tus palabras clave principales. Las de la home y las categorías principales. Por el camino hay otros objetivos más pequeños, que van trayendo muchos frutos. A veces hasta mayores que el objetivo final (la suma de muchos pocos, a veces supera la de pocos muchos). Pero el dominar los rankings  de Google en las keywords principales, en cuanto a SEO, es clave de éxito.

 

3. Acceso a todo en tres clics

Esto es como una ley para toda web. Cualquier url de la web debe estar a un máximo de tres clics. Es algo que aprendí de Pau Alpuente de elaps consulting, del que he intentado exprimir como una esponja todo lo que enseñó en sus módulos sobre la estructura web y de urls en Inesdi.

Las razones son buenas tanto para el usuario como para las arañas de Google. El máximo de tres niveles facilita la vida a ambos, tanto a Google para rastrear como al usuario para navegar.

 

4. Minimalismo inicial para nuevos proyectos

La estrategia es clave para despegar un nuevo proyecto. Algo muy recomendable, es comenzar con poco. La razón es que si tienes un dominio sin autoridad, es mejor tener una estructura pequeña de inicio. Siempre teniendo en cuenta la escalabilidad.

Por lo que voy viendo, lo ideal al inicio es tener un sitio pequeño, con pocas categorías, pero que en cada URL de la estructura (home y categorías) ya se trabajen las keywords más fuertes y más estratégicas de nuestro nicho.

La razón es el Link Juice. Por si no sabes lo que es, es la forma en la que repartes la autoridad de una página con los enlaces que contiene. Si hay una estructura con pocos enlaces, cada uno de ellos tendrá más fuerza que si hubiese muchos a los que repartir. Esto es especialmente importante al inicio, pues si hay poco para repartir (una baja autoridad de dominio), mejor que se reparta entre pocas urls.

 

5. Tener un plan de crecimiento

Que comencemos con pocas categorías y urls no significa que a medio plazo no podamos ir incorporando más. Más bien significa, que es mejor ir abriendo categorías escalonadamente, conforme el dominio vaya adquiriendo fuerza.

Por ejemplo, abrimos una web sobre pepinos. La idea que tenemos es ir tratando diferentes categorías sobre este tema: propiedades del pepino, recetas con pepino, pepino bio+ 0,0, pepino para la salud. Pongamos que tenemos en mente varios contenidos para cada una de estas categorías.

Lo que vengo a decir, es que lo ideal sería centrar las energías en una sola categoría al inicio, porque al tener un dominio de baja autoridad, es mejor que aprovechemos cada milímetro de esa poca autoridad y empujamos los contenidos de una categoría. Además, eso nos permitirá ser más intensos en la creación de contenidos de dicha categoría.

Después, conforme el dominio va cogiendo algo más de fuerza, podemos ir abriendo una categoría más. Y así hasta tener las cuatro activas tras un periodo de tiempo que lo determinará el progreso de nuestro dominio.

 

6. Una Keyword por url (y sus relacionadas)

Esto tiene mucha importancia. No trabajes muchas keywords en un contenido o una landing. Si que es bueno, utilizar sinónimos o keywords relacionadas (por ejemplo longtail dentro de un contenido que trabaja una keyword), aunque otro tipo de palabras relacionadas también aportan calidad al contenido y pueden posicionarse como palabras clave de oportunidad.

Enfocarnos en una keyword da fuerza al contenido en esa palabra clave, trabajar muchas diluye su fuerza y posibilita que canibalicemos keywords en distintas urls de nuestra web. La idea es tener una keyword por url, y una url por keyword.

 

7. Longtail Keywords para los contenidos, no para la estructura

Puede que ahora pienses que todo esto está muy bien, pero si realmente estamos empezando un nuevo proyecto web, es imposible que podamos competir en las keywords principales. Para eso tendremos que tener una buena estrategia de contenidos, que inicialmente podrá moverse por las redes sociales. ¿Pero en cuanto a SEO qué?

En cuanto a SEO, tu estrategia inicial deberá buscar entrada en las impresiones del buscador por medio de las longtail keywords. ¿Pero no habíamos dicho que no eran recomendables para la estructura? Si, por eso su lugar ideal son los contenidos. Ese es el espacio que tenemos para sacarle jugo a keywords que tienen bajos volúmenes de búsqueda, pero una competencia mucho menor.

En el caso de que tu proyecto sea una web, es muy recomendable que te plantees disponer de un blog. Un blog es mucho más dinámico en cuanto a los contenidos, y nos va a ofrecer la flexibilidad que necesitamos para trabajar el posicionamiento web de longtail keywords (palabras clave de larga cola). No digo que abandones la idea de tener una página web estática, con tus páginas de servicio (por ejemplo), sino que añadas un blog dentro de esa web.

Como dije antes, a veces la suma de muchos pocos supera a la suma de pocos muchos.

 

8. Crear la estructura web con la estrategia SEO en mente

La estructura web y la estrategia SEO son indivisibles. Deben crearse al mismo tiempo, y en total dependencia. No podemos hacer una estrategia seo sin haber hecho primero un profundo keyword research. Primero necesitamos los datos, antes de pensar qué decisiones tomamos con ellos.

Por eso la estrategia SEO tiene completo protagonismo en la estructura web. Dependiendo de cual sea nuestra estrategia, variaremos nuestro planteamiento del sitio web.

¡Nunca formes una estructura sin hacer una estrategia seo de tu proyecto!

 

9. Pensar estrategicamente como repartimos el Linkjuice

Por si no sabes lo que es el Linkjuice, la definición que dio Dean Romero en Quondos es genial. Muy ilustrativa. Cada página reparte autoridad a cada uno de los enlaces que se encuentran en ella, sean internos o externos.

Pensar en como repartimos el linking interno es muy importante. Nos permitirá dar protagonismo a determinadas urls que nos interese posicionar, u otras que nos queramos hacer fuertes, como una categoría del blog (no olvides que esa url de categoría, si es fuerte, repartirá su fuerza entre los links de los post que se encuentren en esa url).

Es importante fijarnos en no malgastar el Linkjuice, y con esto no me refiero a no hacer enlaces externos (esta misma entrada los tiene), sino también (y sobretodo) a los internos. El lugar en el que están los enlaces, las veces que se repiten, la cantidad de enlaces… Todo esto influye para que puedas o no, dar la fuerza necesaria a las urls que quieres posicionar.

 

10. Estructura web que aproveche la estrategia de Marketing digital

Si tu negocio, o tu proyecto, tiene una estrategia de marketing online, es posible que algunos contenidos tengan buena interacción. Google valora mucho el flujo que se produce en las redes. Lo tiene en cuenta para posicionar urls.

La idea es que preveas el éxito de determinados contenidos. O que al menos, pongas el anzuelo por si pica el pez. Es importante en este tipo de contenidos que vayas enlazando a las urls de servicios, o claves para tu proyecto. De esta manera estaremos fortaleciendo la estructura de nuestra web.

Por ejemplo, publicamos un contenido que se vuelve viral “10 pasos para posicionar tu web”. En el primer párrafo del post incluimos un enlace a una landing de servicio seo. De esta manera, cuando esta entrada sea compartida en las redes sociales, irá adquiriendo relevancia para Google, y la url de servicio se llevará una parte de ese éxito. Esto será un granito de arena de toda una montaña. Pero si tenemos en cuenta este hábito y repartimos los enlaces de forma estratégica, nos puede traer buenos resultados.

 

Conclusión

Estas son, en mi opinión, las 10 claves para una buena estructura web. ¿Qué te parecen? ¿Añadirías o quitarías alguna? ¿Dicutirías alguna de estas claves?

¡Saludos desde Barcelona!

Danos tu valoración